habitos-perjudiciales-dientes
Rate this post

Inauguramos nuestro blog tratando un tema del que se ha hablado mucho.

Seguramente vuestras madres os hayan advertido sobre ello o habréis seguido los consejos propuestos por algunas revistas. Pero, ¿sabéis realmente qué hábitos son perjudiciales para vuestros dientes? A continuación, nuestro equipo de dentistas en Cerdanyola te cuenta los detalles sobre las principales causas del deterioro del esmalte, sensibilidad y otros impactos negativos. ¡Allá vamos!

  1. Sin duda, fumar

    Uno de los hábitos que más perjudica al organismo en general. En cuanto a la salud bucal, algunos de los principales efectos de la nicotina son que oscurece y mancha los dientes y provoca daños en las encías que pueden derivar en enfermedad. Además, también es causante del mal aliento y problemas en las papilas gustativas. Si quieres obtener resultados beneficiosos, es uno de los hábitos que más rápidamente deberías eliminar de tu día a día.

  2. Tomar café.

    Junto con el hábito de fumar, tomar café participa del deterioro del esmalte natural de los dientes, pudiéndolos dejar un tono más amarillento.

  3. Cepillarse los dientes con movimientos horizontales y usar un cepillo de filamentos demasiado duros.

    Con esta práctica debilitamos y erosionamos el esmalte innecesariamente. También es importante prestar atención a la fuerza con la que nos cepillamos los dientes. Es recomendable que acudáis a nuestra clínica dental en cerdanyola y uno de nuestros dentistas te indicará cuál es el mejor nivel de dureza del cepillo según vuestros dientes.

  4. Comer cítricos.

    El ácido que contienen estos alimentos impactan directamente al esmalte haciéndolo vulnerable.

  5. Cepillarnos los dientes justo después de comer.

    ¿Por qué esto es perjudicial? La explicación es que algunos alimentos tienen un alto contenido de ácido (como las patatas fritas, cítricos, vino o bebidas gaseosas). Este ácido hace que los dientes pierdan calcio y se vuelvan más sensibles y, cepillándolos inmediatamente después, aún forzamos más el esmalte. Por eso, es mejor esperar unos 30 minutos para cepillarnos los dientes y asegurarnos de que el ácido se haya diluido con nuestra saliva y el esmalte no esté tan sensible.

  6. Modernos las uñas y usar los dientes como herramienta.

    No debemos usar nuestros dientes para cortar plásticos u otros materiales, morder bolígrafos o lápices, masticar hielo o masticar chicle en exceso. Con ello exponemos nuestros dientes a una aceleración de su desgaste.

  7. Mascar hielo y beber bebidas muy frías.

    Pueden hacer resentir nuestra sensibilidad en encías y dientes.

Queremos matizar que estos 7 hábitos no tienen por qué ser perjudiciales o derivar en enfermedad si son puestos en práctica con moderación. Nuestro consejo es que no os los prohibáis pero sí que tengáis muy en cuenta cómo afectan a vuestra salud bucodental para prevenir sus consecuencias.

Por último, queremos comunicaros que estamos abiertos a que nos sugiráis temas que os preocupan e interesan para que hablemos de ellos en este blog.

¡Nos vemos en el próximo post!